09 de Julio, 2020


“PARA PODER CONTAR Y GRABAR EN LA MEMORIA” (EX. 10,2)

 


Hasta el año pasado era negado creer que los fieles participaran en la misa televisada que se hacían para las personas enfermas que no podían ir a los templos o parroquias, algunas eran por TV abierta o canales privados. Estamos construyendo una nueva memoria, llevamos cuatro meses participando de la misa diaria, en el formato Facebook Live, o sea, quien quiera hacer una acción de gracias al Señor y pedir por su vida tiene el acceso a este sacramento.
   

Por Orielée de Jesús, ov.

Hasta el año pasado era negado creer que los fieles participaran en la misa televisada que se hacían para  las personas enfermas que no podían ir a los templos o parroquias, algunas eran por TV abierta o canales privados.

Estamos construyendo una nueva memoria, llevamos cuatro meses participando de la misa diaria, en el formato Facebook Live, o sea, quien quiera hacer una acción de gracias al Señor y pedir por su vida tiene el acceso a este sacramento. Los fieles oran, reciben la Palabra de Dios, reciben la explicación de esa Palabra y hacen la comunión espiritual. Se abren varios puntos de reflexión. Y se produce la unión entre Dios y su criatura humana. “Entre Dios y yo”. Las personas entran a la red social a Facebook Live, escucha, mira, observa y hace oración, 

El Papa Francisco, en su  mensaje con motivo de la 54ª Jornada Mundial de las Comunicaciones 2020,  que dedica a reflexionar sobre las historias, las narraciones, los relatos, “para poder contar y grabar en la memoria”, contar a los hijos y nietos, dice:  “necesitamos una narración humana, que nos hable de nosotros y de la belleza que poseemos. Una narración que sepa mirar al mundo y a los acontecimientos con ternura”. Destaca a las Sagradas Escrituras por sus relatos: “¡Cuántas vivencias, pueblos, personas nos presenta!... Tú has creado mis entrañas, me has tejido en el seno materno. Te doy gracias porque son admirables tus obras…” Así mismo el relato de los evangelios, que muestran a Cristo como una “historia siempre actual” …”que a Dios le importante tanto el hombre, nuestra carne, nuestra historia, hasta el punto de hacerse hombre, carne e historia”.

Sí, el hombre posee el Espíritu de Dios, y tiene escrita, grabada su semejanza en su corazón. Afirma al Papa; “ Sois carta de Cristo… escrita no con tinta, sino con el Espíritu de Dios vivo, no en tablas de piedra, sino en tablas de corazón de carne (2 Co. 3,3). El Espíritu Santo, el amor de Dios, escribe en nosotros. Y al escribir dentro, graba en nosotros el bien…”

¿Qué contaremos cuando termine esta pandemia del covid-19? ¿quedará grabado en nuestro corazón esas historias contadas, grabadas y en vivo que hemos escuchado y visto de miles de gestos de generosidad, de solidaridad, de ternura en bien de los prójimos, ¿cuántos gestos de ternura tuviste tú durante este tiempo? Si los enumeramos nos llevaremos una gran sorpresa.

El Papa Francisco hace la diferencia entre las historias contadas: “historias utilizadas con fines instrumentales y de poder tienen una vida breve, una buena historia es capaz de trascender los límites del espacio y del tiempo…necesitamos sabiduría para recibir y crear relatos bellos, verdaderos y buenos”.

¿Cómo es tu experiencia de participar en una misa virtual? 



Sitios de interés Vida Consagrada

ORDO VIRGINUM del ARZOBISPADO de SANTIAGO de CHILE